La EMT de Madrid estrenará su primera línea 100% eléctrica con carga por inducción

La línea 76 de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, que cubre el trayecto entre la plaza de la Beata y Villaverde Alto, será la primera línea de España compuesta íntegramente por autobuses eléctricos, con un sistema de recarga por inducción. Una vez finalizado el desarrollo del proyecto y “concluido satisfactoriamente el periodo de pruebas”, se prevé que la línea 76 empiece a operar íntegramente con estos autobuses eléctricos el próximo 22 de enero 2018.

La flota de la EMT está compuesta por cinco autobuses híbridos enchufables Tempus de Castrosura que se han transformado a autobuses 100% eléctricos.  Este innovador sistema, pionero en España, que aplica la última tecnología homologada a nivel internacional, tiene el valor añadido de ser también el primero implementado por empresas españolas y de haber logrado una homologación completa para el conjunto del sistema (vehículos y cargadores) por primera vez en España.

La carga completa de las baterías se realiza en horario nocturno en la cochera mediante un sistema conductivo, de modo que los autobuses inician su servicio con las baterías completamente cargadas; una vez que ha transcurrido parte del servicio, las baterías deben ser recargadas. La ventaja de este sistema es que permite usar autobuses eléctricos durante toda la jornada de trabajo con plena autonomía.

La recarga de inducción se realiza en menos de ocho minutos a través de un sistema de dos bobinas magnéticas, una de ellas situada en la parte inferior del autobús y la otra alojada en la calzada. La estación de recarga se activa eléctricamente única y exclusivamente cuando el sistema de control reconoce que un autobús con bobina inductiva se ha detenido encima. En caso contrario, la estación de recarga no funciona con el fin de evitar riesgos, de la misma manera que para asegurar la seguridad de los viajes, el habitáculo del autobús se encuentra aislado para impedir radiaciones magnéticas en el interior del mismo.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha presidido el acto de presentación, acompañada por Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad y presidenta de la EMT, y Álvaro Fernández Heredia, gerente del operador. Esta iniciativa ha sido enmarcada en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático del Ayuntamiento, ya que estos autobuses suponen ‘cero emisiones’, tanto atmosféricas como acústicas.

La línea 76, que atraviesa los distritos de Usera y Villaverde con un itinerario de 14 kilómetros entre ida y vuelta y 42 paradas,  estará operativa diariamente con los cinco autobuses eléctricos de Castrosua y dispondrá de estaciones de recarga en ambas cabeceras. El rendimiento de este tipo de recarga es del 85-90%,“algo inferior al de la carga por contacto”, según declaran los responsables de la EMT.

Además a la línea de inducción se unirán en enero los quince autobuses eléctricos adquiridos por EMT este año y a lo largo de 2018 otros tantos autobuses y 18 minibuses. Entre 2019 y 2020 se prevé incorporar otros 40 autobuses eléctricos, de modo que a finales de 2020, la flota de la EMT alcance los 78 vehículos de propulsión eléctrica.

Leave a Reply

Facebook Google+