Los retos del transporte público en Malta

Gestionar el transporte público en un pequeño territorio y muy poblado no es fácil. El archipiélago de Malta, con 400.000 habitantes, tiene una extensión de 316 km2, (Madrid capital tiene 600), repartidos entre la isla principal y la secundaria, Gozo. Hay otra isla más, Comino.

Para una isla-país de orografía nada plana, sin autopistas y con carreteras que unen las poblaciones, sinuosas, mal asfaltadas y con muchos incidentes, hacer 12 km se convierte en una aventura recomendable de más de una hora de duración.

Con el buen tiempo la isla triplica su población y ni siquiera las 100 líneas de autobuses, atendidas por unos 400 autobuses son suficientes para la concesionaria Malta Public Transport, perteneciente al Grupo español ALSA, al afrontar el reto de trasladar pasajeros por la isla.

Una buena gestión de operaciones para que los más de 40 autobuses (prácticamente el 10% de la flota) de media que diariamente pasan por los talleres para reparaciones mecánicas y de chapa sobre todo, reduzcan su estancia en talleres, parece imprescindible.

La Administración podría restringir el tráfico privado, y la isla parece un lugar muy adecuado para transformar la flota diésel a eléctrica, reduciendo emisiones y tiempos de espera en los talleres por reparaciones.

Leave a Reply

Facebook Google+