Según Scania, la electrificación llegó para quedarse

Scania está trabajando en una amplia gama de tecnologías de transporte sostenible para reemplazar los combustibles fósiles. Los beneficios ambientales y la creciente viabilidad financiera hacen que los vehículos electrificados sean clave para el transporte sostenible.

La importancia de la electrificación para el transporte

Nils-Gunnar Vågstedt, quien lidera la investigación de Scania sobre tecnología de electrificación, explica cuán importante es esta tendencia en un contexto global.

Para empezar, existe una conciencia global cada vez mayor sobre la electrificación y sus beneficios ambientales, incluida la potencial huella de carbono cero, vehículos más silenciosos y cero emisiones de partículas.

“No solo se pueden reducir las emisiones cuando se utilizan vehículos electrificados, sino que también se puede reducir considerablemente el consumo de energía“.

La infraestructura y las baterías siguen siendo barreras para la electrificación

Las baterías y la infraestructura ocupan un lugar importante como desafíos que deben superarse en el camino hacia la electrificación de los vehículos. Ambos aún requieren un gran desarrollo antes de que puedan estar listos para soportar vehículos totalmente eléctricos en masa, así como trabajar con las diferentes versiones híbridas que también requieren baterías y que son más comunes en la actualidad.

Vågstedt y su equipo en Scania son conscientes de que aún queda mucho por hacer.

“Las baterías para vehículos de todos los tamaños ya tienen una gran demanda, y todavía estamos en los primeros días de la adopción de esta tecnología. Nos estamos moviendo en la dirección correcta y está sucediendo rápidamente, pero es necesario desarrollar baterías más sostenibles. Necesitan vivir más tiempo, ser más enérgicos y el coste debe reducirse. Como industria, también debemos asegurarnos de que el abastecimiento de materiales, la producción de energía y el reciclaje de baterías sean sostenibles a lo largo del tiempo”.

La tecnología detrás de cómo se cargan las baterías de la red también sigue siendo un problema; no solo para Scania, sino para toda la industria.

Suecia y Alemania trabajan por un futuro sostenible

El proyecto de la carretera eléctrica ya ha captado el interés internacional y están previstas varias demostraciones nuevas de esta tecnología en Alemania en tramos de distancias más largas.

El proyecto recibió el sello de aprobación definitivo en 2017 cuando la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro sueco Stefan Löfven se reunieron para lanzar una nueva asociación para la innovación entre Suecia y Alemania que se centrará en la «Innovación y cooperación para un futuro sostenible».”

«El punto de interés clave de esta cooperación será probar y desarrollar futuras oportunidades que ofrece la tecnología de la carretera eléctrica, un trabajo que ya hemos iniciado en colaboración con Siemens», declara Vågstedt.

La cooperación clave para el transporte sostenible

Vågstedt cree firmemente que la cooperación es otro ingrediente clave de la fórmula cuando se trata de afrontar los retos de desarrollar un transporte realmente sostenible.

«La magnitud del desafío de las soluciones de transporte con bajas emisiones de carbono y la gran variedad de soluciones posibles hacen que Scania considere la cooperación como el único camino que puede tomar la industria del transporte para ser sostenible. No podemos trabajar aislados».

Actualmente Scania está trabajando con ayuntamientos, instituciones académicas, empresas privadas, proveedores de infraestructuras y de combustible y energía con el objetivo de buscar soluciones viables de transporte sostenible.

Leave a Reply

Facebook Google+