Irizar e-mobility inaugura la primera planta de electromovilidad europea invirtiendo 75 millones de euros en ella.