Los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte en los jóvenes